Mucho cuidado con los “golpes de calor” a la hora de hacer deporte

golpedecalor2

Un golpe de calor es un aumento desproporcionado de la temperatura de nuestro cuerpo, que se puede producir en muchas ocasiones:

-Cuando estamos sometidos al sol de forma intensiva, haciendo que tengamos un tipo de piel seca, sofocada y caliente.

-Golpes de calor producidos por quemaduras extensas.

-Algunos procesos como el exceso de la actividad de glándulas tiroides.

-O bien un golpe de calor llevado a cabo con un tipo de ejercicio pronunciado, con el que se produce cuando estamos haciendo deporte.

 

Algunos de los síntomas más destacados de un golpe de calor

 

Fiebre: Estamos hablando de fiebre alta, en torno a los 40 – 41 º C aproximadamente. En el caso de que haya fiebre, el mecanismo que regula la temperatura de nuestro cuerpo estará en marcha, elevándose a un cuadro superior. El organismo eleva la temperatura a un nivel superior, pudiendo producir también cuadros de sudor.

Malestar: Sensación de malestar, cansancio extremos, mareos, desvanecimientos y desmayos.

-Piel: Presencia de un tono rojizo en la piel, mucho más de lo normal, incluso esta se podrá detectar que está caliente.

-Orina: La orina será escasa, como resultado de la deshidratación que ha producido el golpe de calor, así como muy caliente.

 

¿Cómo evitar cuadros de calor mientras hacemos deporte?

 

Evita las horas punta de sol: No salgas a hacer deporte entre las 12 y las 3 del medio día. En el resto de horas usa siempre protección solar como cremas y gorras.

Hidratación: El agua regula la temperatura de nuestro cuerpo; si no te hidratas bien, la posibilidad de sufrir un golpe de calor será mucho más elevada.

Descansos: Asegúrate de mantener un ritmo de descansos adecuado, para no forzar el cuerpo en exceso.

Sigue estas claves y evitarás los golpes de calor.

 

 

 

Recent Posts

Deja tu comentario