Riesgos del exceso de hierro en el organismo

El hierro es un tipo de mineral que se considera muy importante en el organismo, para el buen funcionamiento del mismo. Lo más habitual es padecer problemas por su déficit, pero también se pueden presentar problemas por su exceso.

Y es que, en el caso de se suministre en condiciones elevadas, se puede producir lo que se conoce como “hemocromatosis”, pudiendo estar originado por un tipo de trastorno genético que puede hacer que absorbamos hierro en exceso, o bien producirse por la presencia de otras enfermedades.

Lo cierto es que es poco frecuente que los niveles de hierro se puedan llegar a elevar por una ingesta de hierro elevada en el organismo.

Entre algunas enfermedades que también podrían causar la hemocromatosis podrían ser anemias, así como algunas condiciones que nos podrían llegar a que nos tengamos que hacer una transfusión múltiple.

Los síntomas derivados de un exceso de hierro están derivados con un malestar abdominal, vómitos, fatiga, debilidad, pérdida de apetito, así como de deseo sexual. También puede llegar a provocar falta de energía, aunque pueda ser paradójico.

Por lo general, en una persona normal debería de haber entre 4-5 gramo de hierro; en el caso de que los niveles se eleven de esta cantidad, empezarán a producirse los síntomas de los que hemos hablado con anterioridad. De esta manera, habrá que estar atentos y descargar cualquier otro tipo de problema que pueda estar provocando el incremento de hierro corporal.

Hay muy poco micronutrientes que podrían llegar a producir este nivel de toxicidad si son presentados en elevadas cantidades en el organismo; en esta situación, el exceso de hierro puede revertirse con gravedad para la salud, además de su déficit.

Recent Posts

Deja tu comentario