Riesgos de entrenar en ayunas

 

Aunque si bien es cierto que entrenar en ayunas te puede hacer perder algo de grasa, también puedes perder otras cosas de importancia. Según un estudio, se llegó a la conclusión de que si se hace deporte por la mañana sin haber comido, se puede aumentar el porcentaje de grasa consumida en torno a un 20%. Y es que el ayuno podría llegar a incrementar la hormona del crecimiento, aquella que te servirá para construir los músculos.

No obstante, en base al tipo de deporte que hagas, un entrenamiento en ayunas puede hacerte perder algo más que grasa.

Si el ayuno se mantiene en el tiempo, puede aumentarse la hormona del cortisol, que ya está elevada de por si por las mañanas.

Cuando el organismo no cuenta con el glucógeno necesario, como suele ocurrir en ayunas, empleará la grasa como sistema de combustible, pero al mismo tiempo también consumirá la masa muscular. La razón de ello es que el cerebro precisará de un cierto aporte de glucosa; en el momento en el que descienden los niveles en sangre, se romperán los aminoácidos contenidos en los músculos que son necesarios para que el hígado complete la síntesis de glucosa y alimente al cerebro al mismo tiempo. Esta es la razón por la que se pueden puede llegar a experimentar mareos si se entrena en ayunas; especialmente si el entrenamiento es muy intenso, o bien demasiado largo.

Si vas a hacer pesas por la mañana, deberías decantarte por un batido o pastillas de tipo BCAAs (unos 10 gramos). Si vas a hacer running, entonces deberías de recibir el mismo aporte de calorías, pero a un ritmo suave y nunca más de 40-50 minutos.

Si no desayunas, el rendimiento será más reducido en todo caso.

 

Recent Posts

Deja tu comentario