¿Por qué cuesta tanto quemar grasa?

Una de las preguntas más habituales que nos hacemos es porque nos cuesta tanto quemar grasa; si descuidamos un poco nuestra actividad deportiva y descuidamos un poco la dieta, tendremos una vida sedentaria y la grasa se empezará a acumular en lugares complicados de eliminación.

Lo cierto es que los seres humanos hemos evolucionado en estos últimos 10.000 con el objetivo de conseguir almacenar la grasa como un método de reserva energética. De esta forma, en el momento en el que tuviéramos escasez de alimento, tendríamos una cantidad de energía de la que podríamos tirar.

Sin embargo, hoy en día la mayoría de las personas no tienen escasez de alimentos; de esta manera, el ser humando ha ido evolucionando sin tener en cuenta que en nuestro día a día iban a hacer supermercados, hamburgueserías y todo tipo de restaurante.

Lo cierto es que la quema de grasas es un proceso complicado ya que nuestro organismo no está diseñado para poder hacerlo; y es que la grasa, cómo ya hemos visto, supone uno de los nutrientes más importantes, ya que es la única reserva de energía que tenemos.

Y es que no solo es una reserva de energía, si no que también ayuda a que se protejan nuestros órganos vitales, nos protege de golpes, nos sirve como aislante del frío, etc.

Gran parte de la grasa va al músculo; en cuanto entrenamos, el organismo terminará por recoger esa grasa energética y la aprovechará en nuestro beneficio. Será en ese momento cuando realmente quememos grasa y cuando terminaremos por perder peso.

Perder grasa es el objetivo de muchas personas, y lo cierto es que pocas lo consiguen; sin embargo, si eres perseverante, te aseguramos que lo conseguirás.

Recent Posts

Deja tu comentario