Patologías urológicas más frecuentes

enfermedades-urologicas-masculinas-858

En el momento en el que empezamos a experimentar algún tipo de patología urológica, necesitamos ponernos en contacto con una clínica especializada para poder iniciar el tratamiento adecuado cuanto antes.

Dependiendo del tipo de patología que tengamos, se experimentarán un tipo u otro de síntomas. El objetivo es poder prestar atención ante cualquier tipo de anomalía y, en ese mismo momento, actuar para evitar que el problema se pueda llegar a agravar.

 

 

Las patologías urológicas más frecuentes

 

Lo primero que hay que considerar es que, aunque no sean demasiado habituales, lo cierto es que las primeras patologías urológicas en el hombre pueden llegar a producirse a partir de los 20 años. Una de las más habituales es la eyaculación precoz que, según las estadísticas, se calcula que llega a afectar a casi un 40% de los hombres.

En ese momento, el hombre tendrá que hacer lo imposible para poder iniciar el tratamiento con el especialista. Por lo general, el tratamiento suele tener un amplio porcentaje de éxito, aunque esto dependerá de la prontitud de iniciación.

 

Por otra parte, otro de los problemas más habituales que se pueden producir son de infertilidad. Las estadísticas no mienten al respecto: un 50% de los problemas de infertilidad de la pareja se deben a las patologías urológicas masculinas (es decir, la mitad de los casos).

 

En este caso pueden existir toda una serie de causas que lo produzcan: por ejemplo, problema de la calidad de los espermatozoides, problemas hormonales, congénitos, infecciones, causas tóxicas, obstructivas… En este caso, el profesional especializado tendrá que determinar si el tratamiento que se va llevar a cabo va a ser de carácter hormonal, antioxidante o bien de carácter quirúrgico en casos más graves.

 

Otra de las patologías urológicas más habituales es el cáncer de próstata que se suele llegar a presentar a partir de los 60 años. Actualmente se calculan 20.000 casos anuales y su porcentaje de curación dependerá de lo pronto que se pueda llegar a iniciar el tratamiento.

 

El paciente tendrá que acudir de inmediato en el momento en el que se presente algún síntoma… Además, también tendrá que realizarse revisiones posteriormente para asegurarse de que todo está en orden y que el cáncer no remita.

 

Cómo recomendación final, algunos profesionales aseguran que los problemas urológicos se pueden llegar a prevenir o, como mínimo, minimizar sus efectos. Para ello será de vital importancia seguir una dieta que sea baja en grasas, dejar el alcohol, el tabaco, evitar el sobrepeso y dejar de lado una vida sedentaria. Será de vital importancia practicar deporte para minimizar estos riesgos.

 

Ahora ya conoces algunas de los trastornos urológicos más habituales.

 

 

Recent Posts

Deja tu comentario