¿Realmente hay que pasar hambre para quitarnos esos kilos de más?

Esta es una pregunta que se hacen todas aquellas personas que se han sometido a algún tipo de dieta. Al principio parece que todo va bien hasta que empezamos a notar esa sensación de hambre en nuestro cuerpo.

¿Es normal o estamos haciendo algo mal?

Los expertos aseguran que tener hambre de forma moderada es algo normal; se debe de sentir entre 3 o 4 veces al día (antes de que tengamos que comer en los momentos habituales).

Tienes que saber que si estás comiendo adecuadamente, tendrás la energía suficiente como para aguantar 4 o 5 horas sin consumir ningún tipo de alimento.

Ahora bien, salvo algunas dietas especiales y controladas, nunca deberías de consumir menos de 1200 calorías al día.

Algunos expertos aseguran que tener hambre, aparte de ser normal, es una estupenda manera para identificar que tu dieta tiene todos los nutrientes necesarios para poder mantenerte en pie: por un lado nos ayuda a evitar comer demasiado. Por otro, también nos va a ayudar a comer menos cantidades.

Piensa una cosa: si después de comer sigues con hambre, es porque no estás comiendo lo que deberías y esto, siempre controlándose, puede traducirse en que tu metabolismo ha empezado a quemar calorías y grasas acumuladas.

Tenemos que ver el hambre como un indicador, no como una sensación que tenemos que satisfacer en el momento en el que aparezca. Ya sabemos que hacer una dieta va a implicar esfuerzo y sacrificio. Además, podemos llegar a acostumbrarnos a esta sensación (aunque al principio será bastante complicado).

Así que no deberías preocuparte de si tienes hambre, es perfectamente normal, solo utilízalo en tu beneficio y muy probablemente podrás eliminar esos kilos de más en un tiempo record.

Cualquier dieta se basa en pasar un poco de hambre… pero siempre de forma moderada.

 

 

Recent Posts

Deja tu comentario