Nutrición para corredores principiantes: ¿Cómo debo comer?

Si ya te has decidido a practicar deporte de forma regular, te conviene recordar que el entrenamiento no lo es todo; tanto como si quieres perder peso, como si lo que buscas es tonificar tu cuerpo, el ejercicio físico se debe de combinar con una buena alimentación; de lo contrario, no vamos a lograr ningún cambio.
Si todavía no has cambiado tu dieta (o, peor aún, pensabas seguir comiendo lo mismo) lee los siguientes consejos porque te van a ayudar a ponerte en marcha.

Tips de nutrición para corredores novatos

¿Cuándo y qué comer?

Antes de empezar con el entrenamiento, necesitamos energía; es la única manera de vencer nuestros propios límites. Por ello, deberías elegir aquellos alimentos que te ayuden a reforzarla. Eso si, antes de entrenar no se recomienda comer demasiado porque te podría dar una indigestión.
Si ya vas algo avanzado y quieres realizar entrenamientos algo más intensos, entonces deberías reforzar el consumo de hidratos de carbono bajos en grasa y en fibra.
Una vez que hayas terminado el entrenamiento, refuerza tu organismo consumiendo alimentos con una alta concentración de proteínas. Ayudarán a que tus músculos se recuperen cuanto antes.
Puede que la nutrición deportiva, por si sola, no sea suficiente y entonces tengas que recurrir a los suplementos.

Los nutricionistas aseguran que la dieta del deportista debe de ser:
20% de las calorías diarias tienen que venir de las grasas.
25% deben de venir de las proteínas.
El 55% restante deberían provenir de los hidratos de carbono.

¡Hidrátate!

Los expertos recomiendan tomar, como mínimo 2 litros de agua al día; si realizamos un determinado entrenamiento, esta cantidad se puede elevar, incluso, hasta los 3-4 litros diarios.
Te ayudará a expulsar células dañadas, a reducir las inflamaciones, a reglar la temperatura, a eliminar sustancias tóxicas.
Recuerda que no solo te puedes mantener hidratado tomando agua, los vegetales y las frutas también pueden conseguirlo. Además, estos alimentos disponen de antioxidantes que ayudarán a que el músculo se pueda llegar a recuperar más rápidamente.

¡Atención: La comida basura de tu casa lastrará tu entrenamiento!

Antes de empezar a entrenar, conviene que te des un paseo por tu cocina; busca todos los alimentos basura (y aquellos que sean procesados) y elimínalos. El consumo de estos alimentos puede llegar a provocar que necesites horas para poder eliminarlos; lo cual te va a perjudicar notablemente.
Truco: Cuando vayas de compras, siempre deberías de hacerlo con el estómago lleno. Es un buen truco que te ayudará a comprar solo lo estrictamente necesario.

Si crees que ha llegado por fin el momento de empezar a cuidarte de una vez por todas; empieza tu entrenamiento cuanto antes, pero, sobre todo, no te olvides de alimentarte de la manera correcta con estos consejos.

Recent Posts

Deja tu comentario