¿Qué es la gimnasia pasiva?

gimnasia-pasiva

La idea de la gimnasia pasiva se basa en la utilización de algunos aparatos que se encarguen de hacer ejercicio por nosotros. Serán capaces de poder ejercitar nuestros músculos sin que nosotros nos tengamos que mover.
Para poder realizar este tipo de gimnasia podemos encontrar toda una serie de aparatos. Uno de los más característicos son los conocidos cinturones de abdominales aunque también podemos encontrar camillas de gimnasia, plataformas vibratorias… en definitiva, mucha aparatología que se puede ayudar a introducirte de lleno en este mundo.

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de hacer gimnasia pasiva

-Lo primero que tienes que saber es que en la gimnasia pasiva si que tendrás que hacer algunos esfuerzos, no todo es tan bonito como te lo pueden prometer los anuncios de televisión.

Por ejemplo, si vas a probar una plataforma vibratoria tendrás que saber que, aunque no tengas que moverte, si que tendrás que adoptar la postura firme para que el cuerpo quede completamente estabilizado.

-También tiene una gran desventaja asociada. Existen algunos dispositivos que pueden hacer trabajar a nuestros músculos de forma dolorosa. Podemos llegar a sentir grandes pinchazos que harán que dejemos de utilizarlas de inmediato.

-La “gimnasia pasiva” nos puede ayudar a adelgazar aunque, por si sola, no será efectiva. Sin embargo, si que es muy útil para casos de rehabilitación.

-También tienes que tener en cuenta que este tipo de aparatología es bastante cara. Es verdad que podemos comprar algunas máquinas a un precio muy reducido… pero normalmente no serán de calidad y el efecto que aportarán será insignificante. Si realmente quieres introducirte en este mundo, deberías de adquirir únicamente maquinaria de calidad.

Ahora ya sabes todo lo que necesitas saber sobre este tipo de gimnasia: nosotros te recomendamos que te decantes por el deporte tradicional.

Recent Posts

Deja tu comentario