Cómo ponernos en forma tras los excesos del verano

Antes de empezar el verano empezamos a preocuparnos por nuestro estado físico: hacemos deporte, empiezan las dietas milagros y, sobre todo, empezamos a contar las calorías de todo lo que comemos.
Sin embargo, el verano es más fuerte que nosotros y poco a poco empieza a decaer nuestra fuerza de voluntad; empezamos a pasarnos con las bebidas azucaradas, con la comida basura, así como con otros elementos que pueden afectar de una forma drástica a nuestra salud.
En conclusión: se acaba la estación cálida pesando más que cuando empezamos.
Afortunadamente, con estos consejos, volveremos a estar en forma.

Tips para ponernos en forma después del verano

Aprende a comer adecuadamente

Uno de los principales motivos que dan origen a cuadros de obesidad es no saber comer de manera adecuada; seguir una dieta que sea rica en elementos excesivamente grasos o azucarados, no tardará en pasar factura a nuestra salud.
Por ello, es hora de seguir la dieta que realmente nos merecemos; dejamos a un lado los elementos anteriores, y los sustituimos por piezas de frutas y de verduras.
Si tenemos alguna duda sobre lo que es mejor para nosotros, podemos ir a un nutricionista para que nos prepare una dieta personalizada.

Ejercicio

Pero no te queremos engañar, lo cierto es que seguir una dieta equilibrada, por si sola, no te va a hacer perder peso. Esta se debe de combinar con deporte que se adapte a nuestras pretensiones.
Tenemos dos opciones: o bien nos apuntamos al gimnasio y seguimos una tabla que nos prepare el entrenador (en este caso, tenemos que poner nuestra fuerza de voluntad a trabajar para estar seguros de que vamos a ir de forma continua), o bien nos compramos aparatos de gimnasia para hacer en nuestra casa.
Esto último también requiere de una cierta fuerza de voluntad, pero, en cualquier caso, el hecho de tenerlo en casa hará que sea más fácil que no nos podamos escapar.

Muévete

Y no nos estamos refiriendo únicamente a que hagas deporte, si no a que no te quedes parado, a que te muevas. Los expertos aseguran que andando únicamente durante 30 al día podemos estar quemando las calorías necesarias como para mantener nuestro peso. Además, si conseguimos incrementar este tipo hasta llegar a los 60 minutos, hasta podemos perder algunos kilos.
Por esto, aprovecha cualquier ocasión para moverte; algunas acciones simples como ir a comprar el pan, o sustituir el ascensor por las escaleras, suponen un buen recuso que nos ayudarán a mantenernos en forma de manera progresiva.

Recent Posts

Deja tu comentario