Cómo hacer deporte sin poner en peligro nuestro corazón

Hay muchas maneras de mejorar la salud y una de las más interesantes es practicar algo de deporte de manera habitual (si bien no se puede hacer de forma diaria, incluso hasta traerá beneficios importantes si se hace de forma semanal). Sin embargo, es igual de importante hacerlo como saber cómo se debe de hacer para evitar riesgos.

Y es que no se realizará el mismo tipo de entrenamiento para perder peso, para ganar masa muscular, para que nuestro corazón esté más fuerte. Estas son algunas de las razones por las que se debe practicar deporte.

Los expertos instan a clasificar a los que practican deporte en 2 grupos: por un lado nos encontramos a los mayores de 35 años y por otro a los mejores de esa edad. Por lo general, los malos hábitos se aplican a las personas del primer grupo, mientras que los factores predisponentes propios a la gente más joven.

También hay que clasificar a los deportistas que practican deporte de forma habitual y a aquellas que no lo hacen. Mientras se realiza ejercicio, el nivel de exigencia del corazón puede incrementarse de una forma más que considerada; si no se controla, podría llegar a derivar en episodios de infarto o incluso de hasta muerte súbita. Si una persona no hace deporte de forma habitual, puede tener asociado el mismo riesgo de sufrir un infarto aunque la exigencia sea mucho menor.

Para prevenir estos problemas hay que controlar los factores clásicos como el tabaco, alcohol, los síntomas de la diabetes o de la hipertensión. Es por ello, por lo que habrá que someterse de forma regular a un chequeo cardiovascular, así como a un electrocardiograma. Si se presenta alguna anomalía, habrá que actuar de inmediato ante la misma.

Recent Posts

Deja tu comentario