Ejercicios para calentar el cuerpo

 

calentamiento

Te hemos preparado unos ejercicios de calentamiento para prepararte ante cualquier tipo de ejercicio:

Ejercicios abdominales: Este ejercicio es perfecto para empezar a calentar los músculos del cuerpo. La idea es tirar una colchoneta al suelo, tumbarse sobre ella teniendo la espalda recta y luego flexionar las rodillas.

Entonces colocas las manos en la nunca intentando acercar el cuerpo a tus rodillas. Puedes hacer 2 serías de 15 movimientos y ya tendrás listo tu cuerpo para empezar a practicar deporte.

Relajación de la espalda: A continuación vamos a calentar la espalda para evitar lesiones de gravedad. Para poder hacer este ejercicio te puedes poner boca abajo sobre una colchoneta, perfectamente tumbado, y luego ir elevando poco a poco la espalda. Utiliza las palmas de tu cuerpo para poder aguantar la postura.

Si cierras los ojos te relajarás por lo que es un buen ejercicio tanto para el cuerpo como para la mente.

Preparación de piernas: Para hacer este ejercicio te tendrás que poner en la colchoneta de medio lado, te apoyarás con el brazo izquierdo consiguiendo mantener el equilibro mientras el derecho reposa en tus caderas. Entonces lo que harás será elevar la pierna derecha lo máximo posible y aguantar esa posición durante algunos segundos.

Repite este movimiento en algunas series de 5 y luego vuelve a cambiar de lado. De esta forma también tendrás las rodillas listas para poder utilizarlas.

Brazos: Ahora vamos con los brazos. Un buen ejercicio de calentamiento para los brazos consiste en sentarte en el suelo, doblar una rodilla y estirar la otra pierna. Luego con las manos intentarás tocar la punta de los dedos. Tendrás que aguantar el movimiento durante unos segundos.

Por una parte se consigue calentar los brazos y las piernas y por otro te puede ayudar a conseguir una resistencia de lo más característica. Un ejercicio 2 en 1.

 Preparación del cuerpo en general: Terminamos con un ejercicio para todo el cuerpo. Nos ponemos de pie, extendemos los pies a lo ancho de nuestras caderas y luego colocamos una mano en ella. Inclínate sobre un lado y luego hacia el otro para conseguir una buena movilidad.

De esta forma calentarás para evitar cualquier problema futuro.

 

Recent Posts

Deja tu comentario