Todo lo que debes saber sobre contusiones deportivas

LESION-DP

 

Síntomas de una contusión deportiva

-Presencia de dolor en la zona en la que nos hemos golpeado; este dolor podrá ser más o  menos agresivo dependiendo de la gravedad de la lesión.

-Presencia de hinchazón; es decir, un tipo de inflamación transitoria y, por lo general, simple.

-También se puede producir un hematoma, que no es más que una rotura pequeña que se produce en los vasos sanguíneos que hace que se produzca una cierta infiltración de sangre.

-Por último, también se podría producir necrosis localizada; es decir, la destrucción en la zona de los tejidos en dónde se ha producido el golpe.

 

¿Qué tenemos que hacer ante una contusión?

Las contusiones son dolorosas por definición; es por ello, por lo que tendremos que combatir tanto contra el color, los hematomas y con la hinchazón. Sin embargo, desde el principio tendremos que iniciar el tratamiento antes de lo posible, para que se reduzca la hinchazón y se atenúe el dolor.

Primeramente podemos aplicar un poco de hielo en la zona afectada; para evitar que este nos pueda llegar a quemar, podemos utilizar una tela. Podemos dejar el hielo en la zona que nos hemos lesionado durante un tiempo de entre 15-20 minutos durante cada hora, con un máximo de 3 horas.

La zona lesionada debe de estar en reposo durante 24-47 horas para evitar que el daño se pueda volver a producir. Es posible que se recomiende que el brazo se inmovilice, si no para evitar el movimiento en las articulaciones cercanas.

Es posible que tengamos que mantener la articulación en reposo, para conseguir una mejor circulación de la sangre.

Por último, siempre y cuando el facultativo lo recomiende, debemos de utilizar un tipo de vendaje elástico para conseguir una compresión firme, pero que nunca dificulte la circulación sanguínea.

Si el médico lo considera oportuno, habrá que iniciar tratamientos más severos.

Recent Posts

Deja tu comentario