Consumo de carne y entrenamiento deportivo (mitos)

Existen algunos mitos sobre la carne que circulan en estos momentos por Internet y que damos por válidos sin ningún tipo de confirmación científica. Hay muchas campañas que se han encargado de hacerle mucho daño a la industria cárnica, pero, cómo ya te decimos, son mitos que no tienen fundamento.
Hemos hecho una recopilación sobre los mitos más extendidos sobre la carne.

Mitos sobre la carne desmentidos

¿La grasa de la carne es perjudicial?

La grasa de la carne tiene una gran cantidad de ácidos grasos insaturados que se consideran beneficiosos para la salud. El contenido que tiene la carne de grasa dependerá del tipo (si, por ejemplo, es de porcino, de cordero, o de ternera). Sí que es verdad que, si no nos controlamos, puede hacer que engordemos.
Sin embargo, con un consumo respetuoso no debería haber ningún problema.

¿La carne de ternera o de cerdo son las que más colesterol tienen?

Se suele pensar que es así y, además, que la carne de pavo o la de pollo tienen menos colesterol. Sin embargo, el nivel es muy parecido. De hecho, existen otros alimentos que consumimos de forma habitual que tienen un nivel de colesterol mucho más elevado como, por ejemplo, los huevos.

¿Es una gran fuente de calorías?

Los elementos excesivamente calóricos son los que nos ayudan a engordar, pero, a cambio, nos dan toda una gran cantidad de energía que podemos invertir en diferentes actividades cómo, por ejemplo, en un entrenamiento.
Dependiendo del tipo de carne, esta tendrá más o menos calorías. Por ejemplo, la carne de ternera nos aportará unos 130 gramos de calorías por cada 100 gramos de carne; el jamón cocido nos aporta hasta 125 gramos. Sin embargo, si que es verdad que nos encontramos con algunos otros tipo de carne (por ejemplo, el chorizo) que si que es una importante fuente de calorías a considerar ( aporta unas 350 gramos por cada 100 gramos de producto).

Recent Posts

Deja tu comentario