Consecuencias del exceso de vitaminas

Ya conocemos la importancia de consumir alimentos ricos en proteínas para que nuestro organismo se encuentre en las mejores condiciones, así como para poder desarrollar las funciones básicas.

Las vitaminas están básicamente en las verduras y en las frutas; sin embargo, también las podemos conseguir de forma artificial, a lo largo de determinados suplementos. Ahora bien, es importante tener en cuenta que un exceso de vitaminas puede ser tan nocivo para la salud como lo puede ser un difícil.

La vitamina C, por su parte, se considera una de las más importantes a la hora de mejorar las defensas de nuestro cuerpo, además de a prevenir resfriados. El hecho de que se consuma vitamina C en exceso puede ser muy nociva para el organismo, y es que podría llegar a producir problemas de carácter intestinal y digestivo, incluso podría llegar a derivar en cálculos renales en el caso de que el exceso sea continuado.

En el caso de la vitamina A, si se consume en exceso pueda llegar a  producir problemas como pérdidas de peso, náuseas, fatiga, estreñimiento, dermatitis, o un desarrollo de huesos nada normal. Muchas veces, el hecho de que se desarrollen estos síntomas podrían llegar a confundirse con los síntomas asociados a un tumor cerebral.

En relación al exceso de vitamina B; si se consume en exceso vitamina B12, se pueden producir problemas como disminución del apetito, bajada de los niveles de potasio, incluso urticaria (la urticaria producirá un exceso del ácido fólico.

El exceso de vitamina E podría producir náuseas, abdominales e, incluso, hasta alteraciones de la coagulación sanguínea. Si hay algún exceso de vitamina D, podrían producirse problemas como náuseas, fatiga, de crecimiento…

Ahora ya conoces algunas de las consecuencias de pasarnos con las vitaminas.

Recent Posts

Deja tu comentario