¿Qué son las calorías negativas?  

 

Existe una cierta confusión a la hora de consumir alimentos con calorías negativas, pudiendo llegar a pensar que son malos para la salud, pero nada más lejos. Estos alimentos tienen la particularidad de ayudarnos a perder peso de manera saludable, sin necesidad de que tengamos que eliminar muchas calorías de nuestra dieta.

Un error muy habitual que cometemos es el de querer bajar de peso con un consumo demasiado estricto de calorías. Con las calorías negativas podemos conseguir un equilibrio sin experimentar carencias importantes por haber llevado una mala dieta.

dieta-calorias-negativas

¿A qué llamamos balance negativo de calorías?

 

En realidad no existe un alimento que tenga calorías negativas, ya que estamos hablando de una unidad que, por definición, jamás puede ser negativa. Sin embargo, si que hay ciertos alimentos que tienen un nivel de calorías muy bajo, hasta tal punto que lo que hacen es darnos energía, agilizar el proceso de digestión, y al mismo tiempo perderemos peso.

Por poner un ejemplo, el agua podría considerase dentro de esta opción. No tiene calorías y para que el cuerpo la consuma, a su vez el cuerpo tiene que gastar energía.

Ahora bien, la única pega es que existen muchos alimentos que tengan calorías negativas, que vamos a analizar a continuación.

 

Alimentos con “calorías negativas”

 

  • Verduras: Las verduras como las acelgas, rábanos, coliflores, zanahorias, lechugas, puerros, espinacas, tomates, judías verdes o espárragos.
  • Frutas: Las frutas como la mora, manzana, pomelo, lima, limón o frambuesa también tienen calorías negativas.
  • Especias: Las especias como el clavo de olor, canela, semillas de lino, ajo, cebolla o perejil también entran dentro de esta clasificación.

Así que ya sabes, si quieres perder peso de verdad, añade estos alimentos a tu dieta y no tendrás problemsa. ejemplo, puede ser que el usuario no coma sano y si que consuma mucha bollería industrial, o que no vigila sus cantidades, no hace ejercicio físico o bien no sigue una dieta equilibrada.

También puede ser que la dieta de adelgazamiento que hayamos seguido no sea tan equilibrada. Estamos hablando de un tipo de dieta que eliminan algunos nutrientes o grupos de alimentos importantes, terminando por producir complicados déficits nutricionales.

Para evitar el efecto rebote, necesitamos:

-Seguir una dieta de adelgazamiento preescrita por un dietista o nutricionista profesional.

-La pérdida de peso que conseguimos tiene que ser progresiva. La pérdida de peso se debe de dar poco a poco.

-Ejercicio: al mismo tiempo se tiene que seguir practicando ejercicio físico para mantenernos en nuestro peso ideal.

-Una vez que hayas terminado la dieta sigue una de mantenimiento, no tan restringida y que nos ayude a no recuperar el tiempo perdido.

Recent Posts

Deja tu comentario