Entrenar en ayunas: ¿Si o no?

Un debate muy habitual entre los deportistas es si entrenar o no en ayunas; hay muchas personas que lo hacen en ayunas, mientras que otras piensan que esto es malo para la salud.

Algunos creen que entrenar en ayudas favorece que se utilicen los lípidos como fuente de energía pero, al mismo tiempo, el hecho de entrenar de esta manera podría llegar a estropear el ayuno nocturno propiciando la pérdida de músculo.

Existe un estudio que se llevó a cabo con personas entrenadas y no entrenadas, comprobándose que con 12 horas de ayuno y un entrenamiento de baja intensidad (de hasta un 40% de VO2) se conseguía una mayor oxidación de lípidos, sobre todo en el caso de atletas profesionales; en el caso de que la intensidad aumente, el entrenamiento no empleaba más grasas como fuente de energía, con indepedencia del estado nutricional de cada persona.

También se comprobó que un entrenamiento a alta intensidad no resulta demasiado diferente de uno en ayunas, o bien haciendo una comida previa; además, la oxidación de los lípidos fue bastante parecida en ambas situaciones.

Teniendo en cuenta que suele entrenar a intensidades elevadas, el entrenamiento en esta situación no servía para incentivar la quema de grasa.

Sin embargo, investigaciones más recientes han determinado que este experimento llevado a cabo con personas que siguen una dieta hipercalórica mostrará que el entrenamiento en ayuno permite mantener el peso, además de mejorar la tolerancia a la glucosa o la sensibilidad a la insulina, al mismo tiempo que la ingesta de carbohidratos, antes o después de la actividad deportiva, no producirá el mismo efecto.

 

Recent Posts

Deja tu comentario